jueves, septiembre 14, 2006

Comics Online: Ejercicios de estilo (de Matt Madden).

Quien avisa no es traidor, y recuerdo que ya comenté en el post anterior que os apuntarais el nombre, Matt Madden; así que vamos con él y no quiero cejas arqueadas.
Di con este señor hace nada, gracias a las recomendaciones (marcianas) que el celebrado crítico y periodista Paul Gravett tiene a bien realizar de tanto en cuanto en su página. El autor del exitoso Graphic Novels: Stories to Change Your Life, suele saber de lo que habla y, en este caso, sus recomendaciones me condujeron hasta este joven dibujante americano llamado Matt Madden. Imposible resistirse a su propuesta, sobre todo si a uno le interesan los andamiajes del discurso comicográfico y sus posibilidades como vehículo artístico narrativo. Y es que, precisamente, de eso va 99 Ways to Tell a Story (Exercises in Style), de la indagación y las posibilidades técnicas que ofrecen las viñetas a la hora de contar una historia (como señala su título, obvio).
Matt Madden reconoce la influencia (inspiración) que obtuvo de Raymond Queneau a la hora de llevar a cabo su proyecto. Hagamos memoria: Queneau, autor francés de principios del S.XX, una isla en el panorama literario galo, vanguardista, poeta, artista gráfico, dramaturgo, novelista surrealista, amigo de Buñuel, creador de las geniales El diario íntimo de Sally Mara (diario iniciático de una joven adolescente, lectura inspiradora de sueños y sugerencias juveniles para un servidor), Zazie en el metro (posteriormente adaptada por Louis Malle para el cine) o Flores azules (la más surrealista de sus novelas surrealistas); y, por supuesto, autor, desde su faceta de estudioso de la lengua, de Ejercicios de estilo: una suerte de catálogo sobre las diferentes posibilidades autoriales y discursivas a la hora de narrar un relato (aplicando cambios en el punto de vista, la voz narrativa, la temporalidad... sobre la misma historia una y otra vez). Lo mismo que Madden hace ahora en el cómic. El estilo de Madden, sobrio, conciso y cercano al realismo de autores como Mazzucchelli o Tomine, funciona a la perfección para un trabajo en el que la técnica discursiva es más importante que el mismo estilo (sí, sí, pese al propio título de la obra).
Confieso que no he tenido acceso aún al trabajo completo de Madden, más allá de las páginas que ha publicado en su web y que renueva de pascuas a ramos. Eso sí, en cuanto lo reciba en el próximo pedido de Amazon, os cuento si las expectativas creadas (límite infinito) se ven satisfechas. Hasta entonces, disfrutad de sus páginas en mis vínculos online.
____________________________________________________________
Esto si que es una primicia, el mejor informado de los alcaides viñeteros señala en los comments, que tendremos los ejercicios de estilo de Madden en español para el añito que viene, ¡albricias! :O

4 comentarios :

Alvaro dijo...

Pues el año que viene, en castellano... :)

Little Nemo's Kat dijo...

Andá, si ya sabía yo que me salía a cuenta esto del blog. No hay mejor fuente de información y cartero de primicias que el blogger de pro. Gracias mil por la información, Álvaro, la incluyo en el post ya mismo.

Stereotopffer dijo...

A decir verdad, me lo leí, y más allá de la curiosidad se queda un chiste, para mi no cumple en absoluto la expectativa.

Quizás hubiese sido más interesante con una historia más compleja (en sí la historia no tiene NINGÚN interes) o más larga...

Eso sí recomiendo exhaustivamente las 676 apariciones de Killofer que me he leido recientemente y en el que se combina experimentalidad con chicha.

Little Nemo's Kat dijo...

Pues me deja usted medio chafado, don Miguel; aún y así, esperaré a la prueba del algodón directa y subjetiva. En todo caso, el consejo se agradece sobremanera porque, además, 1) me ha conducido hasta su fantástico blog, 2) nos ha regalado con una recomendación digna de tenerse en cuenta. Nos vemos por estos y aquellos lares.